lunes, 31 de marzo de 2008

No culpes a nadie

Nunca te quejes de nadie, ni de nada, porque fundamentalmente TÚ has hecho lo que querías en tu vida.
Acepta la dificultad de edificarte a ti mismo y el valor de empezar corrigiéndote.
El triunfo del verdadero hombre surge de las cenizas de su error.
Nunca te quejes de tu soledad o de tu suerte, enfréntala con valor y acéptala. De una manera u otra eres el resultado de tus actos y prueba que tú siempre has de ganar.
No te amargues de tu propio fracaso ni se lo cargues a otro, acéptate ahora o seguirás justificándote como un niño. Recuerda que cualquier momento es bueno para comenzar y que ninguno es tan terrible para claudicar.
No olvides que la causa de tu presente es tu pasado así como la causa de tu futuro será tu presente. Aprende de los audaces, de los fuertes, de quien no acepta situaciones, de quien vivirá a pesar de todo. Piensa menos en tus problemas y más en tu trabajo; tus problemas, sin alimentarlos, morirán.
Aprende a nacer desde el dolor y a ser más grande que el más grande de los obstáculos. Mírate en el espejo de ti mismo y serás libre y fuerte y dejarás de ser un títere de las circunstancias porque tú mismo eres tu destino. Levántate y mira el Sol por las mañanas y respira la luz del amanecer. Tú eres parte de la fuerza de tu vida, ahora despiértate, lucha, camina, decídete y triunfarás en la vida; nunca pienses en la suerte, porque la suerte es el pretexto de los fracasados.
Pablo Neruda

6 comentarios:

Marcela dijo...

¡Qué lindo encuentro con tu blog! Ya quedó anclado en mi barra de sitios predilectos...

Saludos desde el noroeste de México

Maria dijo...

linda pagina la estaré viendo, estoy cansada de atraer cosas negativas a mi vida.

Ave Fénix dijo...

Verdaderamente somos nosotros los que con nuestros actos definimos un futuro, pero si por alguna razón se tuerce nuestro destino y nos encontramos perdidos, no tenemos que desesperanzarnos siempre queda la esperanza de que Dios adrece nuestro camino y nos ayude a salir adelante, aprendiendo de nuestros errores y saltando las vallas que ponemos al sabernos atrapados por nuestro orgullo....
Saluditos:)

Anónimo dijo...

Hermoso! No sabes lo bien que me cae leer este tipo de mensanjes, son como un regalito para el alma.

[No importa cuántas veces hayas caído, sino...cuántas veces te has levantado. Lleva en tu mente la certeza de que cuando una puerta se te ha cerrado otra más grande te espera abierta al final del camino].

El Secreto Del Mundo dijo...

Gracias a tod@s por dejar sus mensajes llenos de verdades y sentimiento..

@ngelito dijo...

Voy a decir unas palabras sobre el principio del mentalismo, porque pocos lo conocen y quiero compartirlo con todos. De manera sencilla dice que todo, todo lo que a nosotros nos ocurre está en nuestra mente y se refleja hacia afuera. Las cosas que te ocurren buenas suceden porque has pensado positivamente y todo lo negativo es lo que sale reproduciéndose en todas las enfermedades, todos los males. Ya saben un poco lo que siginifica este principio, es un descubrimiento SENSACIONAL porque pensar que podemos cambiar nuestra vida y cambiar todo lo que nos sucede y transformar todo, es un descubrimiento sensacional.
Les propongo una prueba para que lo hagan ustedes mismos y vean si funciona."Sitio para estacionar" Cuando salgan por la mañana y cojan el coche digan lo siguiente: << Yo quiero un sitio frente al banco, por ejemplo. En armonía para todo el mundo >> y terminan diciendo gracias a lo que sea y a lo que crean, gracias a lo que ustedes aprecien mas. Bien lo que ocurre es lo siguiente: como ustedes han dicho: << Armonía para todo el mundo >>, antes de salir ese puesto ya estaba preparado, la persona que está en ese sitio tiene que hacer algo en armonía, algo bueno, algo útil y, por lo tanto, deja el sitio libre. Y en el momento que llegas al lugar donde quieres aparcar, ves como el coche se marcha. ¡No me crean! ¡Pruébenlo y compruébenlo! Digan YO QUIERO, después EN ARMONÍA PARA TODO EL MUNDO y GRACIAS.
Con esto quiero decir que nosotros mismos definimos lo que nos ocurrirá. Un abrazo a todos.