viernes, 16 de mayo de 2008

Los Dias Buenos y Los Dias Malos

Extraña, incomprensible la vida humana. Hay días de sol - no sabes por qué. Estás contento, ves el lado bueno, hermoso de la vida. El trabajo te sale bien. Todo el mundo se muestra amistoso - y no sabes por qué. Tal vez dormiste bien. Tal vez encontraste una buena persona,
Y te sientes comprendido, protegido. Piensas que quisieras que todo quede así, esta paz, esta profunda alegría.
Pero de pronto, todo cambia, como si un sol demasiado brillante hubiera atraído las nubes, y te asalta una tristeza inexplicable.
Todo te parece negro. Crees que los otros no te aprecian. En pequeñeces buscas motivos para criticar, y lamentarte, para envidiar y acusar.
Crees que siempre será así - y no sabes por qué. Tal vez estas cansado - no lo sabes- ¿Por qué será así? Porque el hombre es parte de la naturaleza, con días primaverales y con días otoñales, con el calor del verano y con el frío del invierno.
Porque el hombre sigue el ritmo del mar: marea baja y marea alta. Porque nuestra existencia es una eterna repetición de vida y muerte.
Si lo comprendes, puedes volver a seguir con coraje y con fé, porque tú bien sabes que después de cada noche hay un nuevo amanecer.
Cuando comprendas y aceptes todo esto, llegarás, por el eterno vaivén, a un concepto vital que te premiará con una vida más plena.
Cuando todo parece oscuro, cuando la amargura inunda tu corazón, cuando la esperanza se atrofia, entonces busca en tu memoria los días hermosos, los días cuando estabas lleno de alegría y de confianza, los días cuando todo estaba bien.
¡No olvides los días hermosos! Porque si los olvidas, nunca mas volverán. Días buenos y días malos.
Los días buenos pasan. Lo sabes y te parece terrible. ¡Pero los días malos también pasan!
¿Por qué no lo piensas? Días buenos... otros no tan buenos... pasan unos y otros... pero los primeros nos dan la posibilidad de continuar... la esperanza de esos días luminosos, mágicos, ... nos hacen mantener en pie...

9 comentarios:

Tere dijo...

Asi me siento yo hace dias......parece que lo hago todo mal....y cada vez me siento mas pequeña.....

Espero que solo sea una racha.....

Me ha gustado lo que has escruto por que me siento bastante reflejada,no lo pria expresar yo mejor.

Un beso.

Anónimo dijo...

es increible este blog, con el poco tiempo que tiene y la cantidad de premios que esta recibiendo, enhorabuena

@ngelito dijo...

Días buenos y días malos, ¿Quién no los tiene? Habrá quien siempre los tenga malos, por las circunstancias de la vida en las que se encuentre.
Si todos tus días son malos, ten fe y lucha por mejorarlos, utiliza tu mente y crea esos días bellos, no pierdas la esperanza. No seas negativo y siente cada día como si fuese el último.

Habrá quien también los tenga buenos y no los sabe apreciar, porque cree que siempre serán buenos y siempre tendrá mas. Pero no hay que bajar la guardia y estar preparado para los días malos, porque la vida es bella, pero no todo es bello, hay injusticias, tristeza, desigualdades y pobreza, violencia y locura. Pero la vida es así, con días buenos y días malos.

Precioso escrito, de verdad.

Un besazo

El valor de la amistad dijo...

Me siento muy identificada con tu post de hoy,llevo una temporada en la que abundan mas los dias malos que los buenos.Mi vida esta llena de altibajos, pero confio en que esto termine pronto.

Un beso.

Anónimo dijo...

Tere,Angel me estais dejando sin palabras,no se como aconsejaros xq yo tambien hace tiempo estoy asi, lo siento.bess Emee

luna dijo...

Hola Secreto del mundo!

Yo también tengo una racha "mala! de desconfianza y todo me parece negro, aunque tengo ahora unas obligaciones que no me permiten tener tristeza y al contrario poner una de mis mejores sonrisas.

Besitos

Luna

Alatriste dijo...

La eterna dualidad reflejada magistralmente en tu nuevo pensamiento que hoy leo.

Estar bien, estar mal. Como dices, el ser humano ha de enfrentarse a ambas caras de la misma moneda y aprender de cada vivencia, pues a todo se le puede sacar alguna enseñanza.

Por mi parte, me quedo con eso de que la esperanza nos hace mantenernos en pie. Por algo es lo último que se pierde, ¿no?

Un beso enorme y que tengas infinitos días buenos. Sin duda te los mereces.

Hasta pronto.

kokrann dijo...

Creo que observar la Naturaleza es una manera inteligente de conocerse más a uno mismo.

Asumir que los momentos malos son parte del ciclo de la vida puede evitar sin duda mucho sufrimiento.

Felicidades por el post y por tu blog tan positivo. Entrar en él alegra :).

Mi Chica dijo...

Pensaré en positivo...

Un beso.