miércoles, 23 de abril de 2008

Besos Al Aire

A menudo aprendemos mucho de los niños... Hace algún tiempo, un amigo castigó a su hija de tres años por desperdiciar un rollo completo de papel dorado para regalo. Estaban escasos de dinero y él se puso furioso cuando la niña trató de decorar una caja para ponerla bajo el árbol de Navidad.

A pesar de todo, la pequeña niña le llevó el regalo a su papá la mañana siguiente y le dijo: "Esto es para ti, papi." El se sintió Avergonzado de su reacción anterior, pero volvió a enfadarse cuando vió la caja vacía. Él le gritó: "¿No sabes que cuando uno da un regalo, se supone que tiene que haber algo dentro de él?"
La pequeña niña lo miró con lágrimas en sus ojos y dijo: "Papi, no esta vacía, yo tiré besitos dentro de la caja, todos para ti, papito."
El padre se sintió destrozado.
"Rodeó con sus brazos a su hijita y le rogó que lo perdonara".
..y conservó aquella caja dorada junto a su cama por siempre...
Cuando se siente desanimado, saca uno de aquellos besos en el aire y recuerda el amor con el que la niña los depositó allí...

5 comentarios:

ave fénix dijo...

Una buena lección que me dió mi madre era:
Nadie está obligado a regalarte nada, así que tu no debes despreciar nunca un regalo, cada cual regala lo que puede y posee.Regala lo que es...
Así que nunca desprecies a nadie.
Esa niña regalaba los besos que eran su mayor tesoro...

@ngelito dijo...

No existe mejor regalo, que el demostrar tu amor a alguien que quieres, aprecias y valoras. Haciéndolo de corazón. Lo material es algo que a veces puede llegar a ser insustancial si lo que se regala no se hace con amor y cariño.

Me ha parecido precioso tu entrada de hoy. Siempre me parecen buenas.

Besos

susana dijo...

ains los niños...

Anónimo dijo...

mandame a mi una cajita de esas :-)

M. Cristina dijo...

que bonito el detalle de la niña, los niños son así.